Balanzas

Balanzas

Creo que como muchos cocineros, tengo cierta predilección por añadir ingredientes ?a ojo?, como dejándome llevar por cierta inspiración artística. Y si bien es cierto que si se tiene práctica y con cierto instinto cocinero, esta forma de cocinar no tiene por qué llevar al desastre. Pero hay muchas situaciones en las que es aconsejable medir bien la cantidad de ingredientes que añadimos a nuestra receta. Es una práctica aconsejable en el caso de recetas ?saladas? pero casi obligatoria en el caso de la repostería donde las cantidades deben medirse con bastante precisión. Y ya no hablemos si estamos metidos en la elaboración de cocina molecular donde la precisión es extremadamente importante.
Descripción Descripción

Si hablamos de medir pesos, tendremos bastantes alternativas. La primera posibilidad es usar un vaso graduado. Recurriendo a una tabla de densidades que nos dice por ejemplo que la densidad de la harina es de 528 gr por litro y con un cálculo sencillo podremos convertir cualquier peso en volumen y medirlo como tal. Claro que esto sólo funciona para líquidos o productos en polvo o grano. Y además requiere calcular algo que seguramente no te apetezca. Por ello, creo que toda cocina de un buen Cocinista debe tener al menos una balanza. Las hay de muchos tipos, tamaños y precios. Algún romántico puede preferir usar una balanza romana. Otros gustan de las balanzas tradicionales con muelle, con la aguja de toda la vida. Yo personalmente prefiero las digitales y por varias razones. Son extra planas y caben en cualquier sitio. Son muy fiables y precisas con errores que rondan el gramo, y prácticamente todos los modelos que vais a encontrar ahora tienen tara, es decir, la posibilidad de poner un cuenco sobre la balanza y decirle que se ponga a cero en ese momento para que así mida el peso de lo que metemos en el cuenco sin tener en cuenta a este. Otros modelos complementan la balanza con otras funciones tales como reloj, temporizador, conversor de peso a volumen, memorias. En fin, que existe una gran variedad de balanzas, muchas en nuestra tienda, y estoy seguro de que encontrarás una que te encaje bien. Si tenemos necesidad de medir pesos muy pequeños, entonces usaremos una balanza de precisión que da un margen de error que está alrededor de la centésima de gramo. Estas balanzas son utilizadas normalmente por aquellos que disfrutamos con la cocina molecular. El inconveniente es que sólo se pueden usar para pesos pequeños, normalmente inferiores a 50 o 100 gramos.